Noticias

Viernes, Noviembre 15, 2019

Informamos sobre la PRL en los conductores profesionales en una jornada técnica en Ourense

Ourense, 15 de noviembre de 2019. Los accidentes laborales relacionados con el tráfico son uno de los riesgos más importantes a los que están sometidos los conductores profesionales, pudiendo producir no solo consecuencias físicas sino también psicológicas. Por eso todos nosotros, y muy especialmente los conductores profesionales, debemos implicarnos con el fin de disminuir el número y gravedad de los accidentes de tráfico.

Esta jornada técnica que tuvo lugar en el centro ISSGA_Ourense tuvo como objetivo informar sobre la importancia de los aspectos de la prevención de riesgos laborales en los trabajos que llevan a cabo los conductores profesionales y presentar dos documentos técnicos elaborados por el Issga en relación con riesgos derivados de la conducción profesional.

Los conductores profesionales están expuestos a diversos riesgos, derivados tanto de la conducción de vehículos, como de otros aspectos relativos las labores que realizan durante su trabajo.

Utilizan el vehículo como centro de trabajo: transportistas, mensajeros, conductores de servicios de transportes, etc. Son los que más accidentes de tráfico sufren, ya que a pesar de su profesionalidad están constantemente expuestos al riesgo.

Los factores de riesgo son múltiples aunque se puede hablar de tres ámbitos: la organización, el vehículo y la persona. En la mayor parte de los casos está presente el factor humano.

Asociados a este factor humano se incluyen el propio estado de salud o la velocidad, que debe adaptarse a las condiciones ambientales y de la vía. Pero además de considerar estos y de respetar todas las normas establecidas en el Código de Tráfico y Seguridad Viaria, debemos tener en cuenta otros factores de riesgo: fatiga, atención, estrés y alcohol y drogas.

También es importante analizar, desde el punto de vista de la gestión, integración de la prevención y la coordinación, en el sector del transporte de mercancías por carretera aspectos vinculados a los tiempos de trabajo, la carga y descarga, la formación el tacógrafo, entre otros.

En todo caso, para conseguir reducir los accidentes de tráfico en el ámbito laboral, resulta fundamental a sensibilización y formación, el compromiso y colaboración de todos los actores implicados, así como, incluir en las evaluaciones de riesgos los riesgos derivados de la seguridad viaria y utilizar herramientas como los planes de movilidad.

Publicaciones del ISSGA

Se dieron a conocer dos nuevas publicaciones técnicas elaboradas por el ISSGA en dos formatos, tríptico y cartel tanto en gallego como en castellano, que se entregaron a los asistentes a la jornada.

Prevención de riesgos laborales para conductores profesionales

La primera de ellas sobre PRL para conductores profesionales acerca una visión global de distintos aspectos que pueden influir en los trabajos que desarrollan los conductores profesionales ya que están expuestos a diversos riesgos:

  • Seguridad en los lugares de trabajo: caídas a mismo y distinto nivel, caídas de objetos en manipulación, aplastamiento, atropellos, incendios y explosiones, ...

  • Higiénicos: ruido y vibraciones, contaminantes químicos, ..

  • Riesgos ergonómicos y psicofisiológicos: trastornos musculoesqueléticos, fatiga mental y estrés, distracciones, fatiga y lo son, ...

  • Estado y mantenimiento del vehículo: neumáticos, luces, niveles, revisiones, ...

Además de analizar los riesgos también se indican las principales medidas preventivas y las actuaciones en caso de accidente

Conductores profesionales_El factor humano en la seguridad laboral viaria

El segundo documento que se presentó en esta jornada se centra en el factor humano en la seguridad laboral vial y se analizan el cuatro riesgos principales derivados de él (fatiga, atención, estrés y alcohol y drogas) y se indican las principales recomendaciones para eliminarlos o reducirlos. Estos factores suponen la mayoría de los accidentes laborales relacionados con la seguridad viaria:

  • Fatiga: debido a las intensas jornadas de trabajo, sobrecarga física debida a la fatiga por mantener una postura de forma prolongada así como la sobrecarga mental deber a un estado de alerta o atención constante

  • Atención: en muchas ocasiones, la monotonía de la tarea y la realización de trayectos habituales, ya conocidos, disminuyen la percepción del riesgo y originan distracciones y excesos de confianza en la conducción.

  • Estrés: puede aparecer cuándo se percibe un desequilibrio entre las exigencias o presiones laboral y los recursos disponibles para afrontarlas. Las jornadas extremadamente largas, la dificultad para cumplir con los horarios de las rutas programadas, la adaptación continua al estado del tráfico o la dificultad para conciliar la vida familiar y laboral pueden causar situaciones de estrés que, por su vez, pueden llevar a respuestas inadecuadas en la conducción: velocidad excesiva, maniobras bruscas, cambios continuos de carril, comportamientos agresivos con otros conductores, etc.

  • Alcohol y drogas: su consumo es uno de los mayores factores de riesgo e incrementa sensiblemente la probabilidad de sufrir o provocar un accidente y sus consecuencias. Influye en la capacidad para conducir, deteriorando las capacidades psicomotoras y alterando la conducta: produce somnolencia, pérdida de control, dificulta la coordinación, tergiversa la atención, alarga el tiempo de reacción, etc.

Durante esta acción formativa, se dio una visión por parte del INSST sobre los riesgos y los accidentes de los conductores en el ámbito laboral en las encuestas y estudios. También se abordaron temas relativos la gestión, integración de la prevención y la coordinación en el sector del transporte de mercancías por carretera como pueden ser los tiempos de trabajo, la carga y descarga, la formación el tacógrafo, entre otros.