La Xunta destaca los beneficios del mindfulness para reducir el estrés en el trabajo


  • La Consellería de Empleo e Igualdad, a través del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Galicia (Issga), organizó un webinario en el que están inscritas casi 300 personas
  • La práctica de esta técnica consigue reducir la tensión, la ansiedad y el insomnio, aumentar la concentración, la memoria y la creatividad, entre otros, por lo que mejora el bienestar laboral
  • La jornada se enmarca en las medidas de actuación de la Estrategia gallega de seguridad y salud en el trabajo y del Plan de actividades del Issga

Santiago de Compostela, 23 de noviembre de 2021. La Consellería de Empleo e Igualdad, a través del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Galicia (Issga), celebró el webinario Mindfulness para la reducción del estrés en el trabajo en el que están inscritas casi 300 personas, entre técnicos de prevención de riesgos laborales, delegados de prevención, agentes sociales, empresarios, trabajadores y personas con interés en la materia.

En la jornada, que forma parte de las medidas de actuación de la Estrategia gallega de seguridad y salud en el trabajo y del Plan de actividades del Issga, realizada en colaboración con Fremap, se informó sobre los beneficios que conlleva la práctica del mindfulness, una técnica de relajación y meditación que, según los expertos, logra reducir el estrés en el ámbito laboral. El objetivo de la actuación es informar como se puede a través de esta práctica y su integración en el trabajo incrementar el bienestar laboral.

La práctica del mindfulness es un entrenamiento sistemático de la atención que permite a las personas desarrollar recursos internos de auto-observación y auto-regulación, que brindan la posibilidad de desactivar la reacción automática del estrés crónico. En el webinario se destacará que estos tipos de entrenamientos producen efectos positivos como son la reducción de la tensión, ansiedad e insomnio; el incremento de la perspectiva y la comprensión de los demás; el aumento de la concentración y la memoria; el desarrollo de la inteligencia emocional; la mejora de las relaciones interpersonales; y el incremento de la creatividad.

De este modo, la práctica del mindfulness en el trabajo mejora el liderazgo, la productividad y la gestión de la tensión; incrementa la función y la flexibilidad cognitivas; eleva el autocontrol y la capacidad de superar obstáculos; aumenta el bienestar de los empleados, fomentando además comportamientos más éticos y responsables; mejora el desempeño bajo presión y en situaciones complejas de ambigüedad o incertidumbre; favorece la claridad mental y la toma rápida de decisiones; fortalece la conexión de cada persona con sus valores; y reduce el absentismo y la conflictividad laboral.

La práctica de mindfulness permite, en definitiva, y, tal y como se expondrá mañana en la jornada, el desarrollo de un liderazgo que permite al líder estar capacitado no solo para afrontar su propia tensión y las demandas de su posición, sino también para estar atento y sintonizado consigo mismo para poder repercutir con los demás.