Analizamos los riesgos derivados de la violencia externa en el trabajo en una jornada técnica en Ourense


Ourense, 28 de noviembre de 2019.- El centro ISSGA de Ourense acogió hoy la última de las jornadas técnicas que forman parte de la programación formativa del instituto para este año sobre la violencia externa en el trabajo como riesgo psicosocial, abordando las formas de intervención preventiva frente a este tipo de violencia y ejemplificando un plan de prevención concreto, de cara a planificar las medidas preventivas que se pueden adoptar.

Se trata de actuaciones por las que un trabajador es agredido física o verbalmente, amenazado, o intimidado durante la realización de su trabajo o como consecuencia directa de su desempeño. Puede darse en diferentes sectores y en ocasiones puede dar lugar a incidentes violentos que deben ser prevenidos y abordados dentro de un plan de prevención diseñado por la empresa.

Diversos colectivos se están concienciando cada día mas de este tipo de riesgos, en especial el colectivo sanitario. Por eso en la parte final de la jornada se abordará un Plan de prevención de violencia externa de un centro hospitalario público, de forma que se podar ver como abordar este tipo de riesgos desde el ámbito preventivo-laboral.

Entre los sectores que pueden ser objeto de la violencia externa destacamos las siguientes: joyerías, platerías, galerías de arte y tiendas de antigüedades , las estaciones de servicio y unidades de suministro de combustible y carburantes, las oficinas de farmacia, administraciones de loterías, despachos de apuestas mutuas y establecimientos de juego, los bancos, entidades de ahorros y demás entidades de crédito, transporte de dinero y valores.

Actividades como la sanitaria (médicos, ATS DUE, auxiliares, técnicos, celadores, etc), las mutuas, los servicios de prevención, la atención a dependencia y los servicios sociales, la ayuda a domicilio, la educativa, las ITV, los psicotécnicos, medios de comunicación y espectáculos, servicios de correos y telecomunicaciones, transporte, administración pública, etc, pueden ser objeto de violencia externa por los clientes y/o administrados que acuden a estos servicios.

Estas actividades pueden conllevar un riesgo potencial para la seguridad y salud de las personas que trabajan en estos sectores y actividades en caso de no tomar las medidas preventivas adecuadas y pueden provocar daños para la salud, tanto en el ámbito de la seguridad como en el ámbito psicosocial, que deben ser abordados y prevenidos antes de que ocurran para poder gestionados y evitar el riesgo o minimizar sus consecuencias.

Es obligación del empresario determinar la existencia de dicho riesgo en cada puesto de trabajo con el objetivo de eliminarlo o reducirlo. Para eso, es indispensable identificar las situaciones y planificar las medidas preventivas que procedan.

Con esta actividad formativa pretendemos generar conciencia preventiva entre todas las personas, así como informar del riesgo derivado de la violencia externa en el trabajo que puede existir en determinadas actividades, ofrecer vías de actuación y medidas preventivas frente a violencia externa en el trabajo y dar a conocer el Plan de prevención de violencia externa en un centro sanitario público.