Información sobre el riesgo químico: cambios en la etiqueta y en la FDS


La etiqueta constituye la primera fuente de información sobre un producto químico. El considerar y clasificar una substancia o una mezcla de substancias químicas como peligrosa ven determinado reglamentariamente. Igualmente ven determinado por legislación el envasado y etiquetado de los productos químicos peligrosos.

El CLP o Reglamento CLP (en inglés "classification, labeling and packaging") es el nuevo reglamento europeo sobre clasificación, etiquetado y envasado de substancias y mezclas químicas. Esta legislación introduce en la Unión Europea un nuevo sistema para clasificar y etiquetar productos químicos que está basado en el Sistema Globalmente Armonizado de las Naciones Unidas (SGA de la ONU).

El CLP trata sobre los peligros de las substancias y mezclas de productos químicos y de cómo informar a otras personas sobre estos. La industria deberá establecer los peligros de las substancias y mezclas antes de su comercialización y clasificarlas de acuerdo con los peligros identificados. En caso de que una substancia o mezcla sea peligrosa, deberá ser etiquetada de manera que los trabajadores y los consumidores conozcan sus efectos antes de manejarla.

El CLP ya entró en vigor en toda la Unión Europea en enero de 2009 pero estableció unos períodos transitorios hasta su aplicación total. Desde el 1 de diciembre de 2010 es ya de obligado cumplimiento para las substancias químicas y voluntario para las mezclas.