Amianto


Aunque en España está prohibida la utilización y comercialización del amianto desde el 14 de diciembre de 2002, y en el ámbito de la Unión Europea se prohibió la utilización de todo tipo de amianto desde el 1 de enero de 2005, el amianto, que fue ampliamente utilizado en el pasado, continúa formando parte de numerosos materiales presentes en edificios, instalaciones industriales, maquinaria, vehículos de transporte...

La presencia del amianto por sí solo en diferentes materiales no supone un riesgo para la salud, pero cuando estos materiales liberan las fibras del amianto al ambiente, como sucede en diferentes trabajos que implican su manipulación, pueden provocar fundamentalmente asbestosis, cáncer de pulmón y mesotelioma, enfermedades para las que no se conoce cura y que suelen ser mortales.

El Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicable a los trabajos con riesgo de exposición al amianto, constituye la norma legal mínima en relación al amianto en nuestro país. En este RD además de recogerse las medidas de protección y prevención que hay que aplicar en estos trabajos con riesgo de exposición, se obliga a las empresas que los ejecutan a realizar diferentes trámites administrativos que se indican a continuación.

TRÁMITES ADMINISTRATIVOS PARA PODER TRABAJAR CON AMIANTO

1.  Inscribirse en el Registro de empresa con riesgo por amianto (RERA):

Están obligadas a inscribirse en nuestra comunidad autónoma, las empresas cuyas instalaciones principales (domicilio social) radiquen en Galicia y que vayan a realizar actividades u operaciones en las que los trabajadores estén expuestos o sean susceptibles de estar expuestos a fibras de amianto o de materiales que lo contengan, y especialmente en:

  • Trabajos de demolición de construcciones donde exista amianto o materiales que lo contengan.
  • Trabajos de desmantelamiento de elementos, maquinaria o herramienta donde exista amianto o materiales que lo contengan.
  • Trabajos y operaciones destinadas a la retirada de amianto, o de materiales que lo contengan, de equipos, unidades (tales como barcos, vehículos, trenes), instalaciones, estructuras o edificios.
  • Trabajos de mantenimiento y reparación de los materiales con amianto existentes en equipos, unidades (tales como barcos, vehículos, trenes), instalaciones, estructuras o edificios.
  • Trabajos de mantenimiento y reparación que impliquen riesgo de desprendimiento de fibras de amianto por la existencia y cercanía de materiales de amianto.
  • Transporte, tratamiento y destrucción de residuos que contengan amianto.
  • Escombreras autorizadas para residuos de amianto.
  • Todas aquellas otras actividades u operaciones en las que se manipulen materiales que contengan amianto, siempre que exista riesgo de liberación de fibras de amianto al ambiente de trabajo.

¿ Como hacer la inscripción?

  • Cubrir la ficha de inscripción que se puede descargar al final de esta información.
  • Dirigirla debidamente cubierta al Centro del ISSGA de la provincia donde tenga el domicilio social su empresa. Las direcciones de los dichos centros los puede encontrar en esta página web (el ISSGA/centros del ISSGA).
  • En caso de que el domicilio social no esté en Galicia deberá dirigirse a la autoridad laboral del territorio en el que tenga el domicilio social su empresa.

 Comunicación de variación de datos y bajas:

  • Cualquier variación de los datos relativos a su empresa debe comunicarlos al centro del ISSGA a lo que le dirigió la inscripción en el plazo máximo de 15 días. Utilizará de la ficha de modificación en registro que puede descargar al final de esta información.
  • Si su empresa no va a continuar realizando las actividades que provocaron el alta en el RERA debe darse de baja en este registro. Utilizará la ficha de baja que también puede descargar al final de esta página.

 Puede consultar y descargar el listado de empresas inscritas en el RERA en Galicia al final de esta página.

 2.  Antes del comienzo de cada trabajo debe elaborar un PLAN DE TRABAJO que debe aprobar la autoridad laboral en el plazo de 45 días hábiles.

Mientras no esté aprobado el plan no podrán comenzar los trabajos. En la tramitación del expediente hay que solicitar informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y del ISSGA que revisarán el plan de acuerdo al previsto en el RD.

La normativa contempla la posibilidad de presentar, especialmente en tareas de mantenimiento y reparación, un plan de trabajo único de carácter general que pueda servir para actividades similares, pero restringe esta posibilidad a operaciones de corta duración con presentación irregular o que no se puedan programar con antelación.

Los empresarios que contraten o subcontraten con otros la realización de los trabajos comprendidos en el ámbito de este Real Decreto deberán comprobar que los dichos contratistas o subcontratistas cuentan con el correspondiente plan de trabajo. Para tales efectos, la empresa contratista o subcontratista deberá remitir la empresa principal una copia de la resolución aprobatoria del plan de trabajo.

Junto con el plan de trabajo debe presentar también el certificado de aptitud médica de los trabajadores que van a participar en la actividad concreta y un documento que acredite que se consultó a los representantes de los trabajadores para la elaboración del plan.

El plan debe contener todos los apartados que figuran en el artículo 11.2 del RD 396/2006. Al final de esta página puede encontrar un “Formulario para presentar planes de trabajo” que contiene esta información y otra de interés para la elaboración del plan.

Trámites:

Presentación del plan:

Lugar:

  • Lo debe dirigir al CSSL de la provincia en la que vaya a realizar los trabajos. En caso de que se presente un plan único de carácter general deberá hacerlo en el Centro ISSGA de la provincia en la que radique el domicilio social de su empresa.

Documentos:

  •  Al final de esta información puede descargar el documento “formulario para presentar planes de trabajo” que utilizará para presentar el plan. Debe cubrir  correctamente la ficha con los datos de identificación y proporcionar toda la información y documentos que se indican en este formulario. En él encontrará otra información de interés para la elaboración del plan.
  • En caso de que su empresa esté inscrita en el RERA de otra comunidad autónoma debe juntar además una copia de la ficha de inscripción.
  • Una vez que el plan de trabajo esté aprobado debe comunicar mediante Fax y correo electrónico al Centro del ISSGA que le aprobó el plan la fecha exacta de comienzo de los trabajos con tres (3) días hábiles de antelación. Utilizará la ficha de comunicación de inicio de trabajos con amianto, que figura al final de esta información, para comunicarlo. En caso de que se trate de trabajos al amparo de un plan único de carácter general deberá presentar esta ficha en el Centro del ISSGA de la provincia en la que se vayan a ejecutar los trabajos.

Las Hojas de prevención nº1 y nº2 publicadas por el ISSGA, contienen más información tanto relacionada con los trámites administrativos cómo con las principales medidas técnicas y preventivas a tener en cuenta en los trabajos. Puede descargarlas en la página del ISSGA:

 http://issga.xunta.es/portal/contido/documentacion/publicacions/follas-de-prevencion/

 Para la elaboración del plan debe consultar la Guía técnica del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) sobre el RD 396/2006, en especial los comentarios al artículo 11 y a los artículos 6, 7, 8, 9 y10 así como sus apéndices. Se puede descargar gratuitamente de la página web del INSHT:

http://www.insht.es/inshtweb/contenidos/normativa/guiastecnicas/ficheros/guía%20Técnica%20Exposición%20al%20Amianto.pdf

Para las dudas que le puedan surgir sobre el plan de trabajo concreto que vaya a presentar se dirija al Centro del ISSGA a lo que le deba presentar el plan.

PRECISIONES SOBRE LA APLICACIÓN DEL RD 396/2006

El RD 396/2006 en su disposición adicional segunda, le encomienda al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo la elaboración de la guía técnica para este Real decreto. Esta guía, que fue publicada el pasado noviembre de 2008, proporcionó orientaciones prácticas y criterios de actuación sobre diferentes aspectos que era necesario tener en cuenta por parte de la Administración. Se exponen a continuación diferentes precisiones y orientaciones prácticas, así como criterios para la aprobación de planes de trabajo en nuestra comunidad autónoma.

 Operaciones y actividades exentas de la aplicación de los artículos 11 (planes de trabajo), 16 (vigilancia de la salud), 17 (inscripción en el RERA) y 18 (registro y datos y archivo de documentación) según lo recogido en el artículo 3.2

El RD 396/2006 permite que se realicen determinados trabajos sin que sea necesario que la empresa esté inscrita en el RERA, ni tenga que presentar un plan de trabajo ni hacer vigilancia específica de la salud, eximiéndolo además de otros deberes documentales.

Para darse tales exenciones se deben cumplir tres condiciones comunes:

  • Tratarse de exposiciones esporádicas
  • La intensidad de estas exposiciones debe ser baja
  • Los resultados de la evaluación de riesgos (artículo 5) deben indicar claramente que no se va a superar el valor límite de exposición en el área de la zona de trabajo

Y además los trabajos deberán incluirse en alguno de los supuestos siguientes:

a)   actividades cortas y discontinuas de mantenimiento y sólo con materiales no friables,

b)   retirada sin deterioro de materiales no friables,

c)  encapsulación y sellado de materiales en buen estado que contengan amianto, siempre que estas operaciones no impliquen riesgo de liberación de fibras,

d)   vigilancia y control del aire y en la toma de muestras para detectar amianto en un material.

En ningún caso el trabajo con amianto o materiales que lo contengan exime del cumplimiento del resto de los artículos y por lo tanto habrá que evaluar el riesgo, y aplicar las medidas idóneas de prevención (técnicas, organizativas y de higiene personal y protección); además, los trabajadores deben recibir la formación y la información necesaria y especificada en el RD.

Tampoco se debe olvidar nunca la consideración del amianto como residuo peligroso y por lo tanto su adecuada gestión como tal.

Hace falta destacar que se tiene que tratar de alguno de los casos indicados en los puntos la), b), c) y d).

En cuanto a las condiciones comunes se considerarán:

  • Exposiciones esporádicas: aquellas que sucedan de manera aislada y poco frecuente (incluso previsible que no se vuelvan a repetir) y nunca empresas cuya actividad sea cualquiera de las incluidas en el ámbito de aplicación del RD.
  • Exposiciones de baja intensidad: no se podrán incluir trabajos que puedan originar altas concentraciones aún por poco tiempo (nunca >0,5 f/cm3 y 0,3 >f/cm3 durante más de media hora). Puesto que son actividades en las que suele ser difícil una evaluación fiable basada en las mediciones, se estimará la baja intensidad en base a criterio técnico fundamentado en la observación del procedimiento o instrucciones de trabajo y su correcta aplicación (además de las medidas preventivas y demás disposiciones aplicables) y en el tipo de material intervenido: en buen estado o no friable.

Ejemplos de trabajos que podrían incluirse en este supuesto:

a)   De actividades cortas y discontinuas:

  • Reparación de goteras en una cubierta de fibrocemento aplicando tela asfáltica o poliuretano
  • Limpieza de canalones, desatasco de bajantes
  • Relevo de juntas de amianto no friable en válvulas o conductos
  • Relevo de un suelo de amianto-vinilo.

 b)   Retirada sin deterioro:

  • Elementos de fibrocemento: apagachispas, jardineras, asientos u otro mobiliario urbano siempre que no haya que romperlos o alterar su estado
  • Recogida de materiales con amianto no friable: fibrocemento, juntas, masillas, pegatinas...que no habían sido usados y se encuentren almacenados

 c)   Encapsulación y sellado:

  • Sellado de un cordón aislante en una estufa
  • Protección con una camisa metálica de un tubo de salida de humos de fibrocemento.
  • No se puede aplicar este apartado al doblaje de cubiertas: segundo el Reglamento (CE) Nº 1907/2006  (reglamento REACH) el uso de productos que contengan fibras de amianto que estaban instalados o en servicio antes de la entrada en vigor de la prohibición seguirá estando permitido hasta su eliminación o el fin de su vida útil. Una cubierta  que llega al fin de su vida útil debe ser retirada y, en todo caso, cualquier intervención sobre ella requiere de la aprobación de un plan de trabajo.

 d)    Vigilancia y control (en situaciones puntuales). No se puede aplicar en una actividad habitual de vigilancia y control del aire y toma de muestras para detectar la presencia de amianto en un material determinado (no se trataría de exposiciones esporádicas).

Nota: los trabajos sobre fibrocemento en los que sea necesaria su rotura debido a su forma de presentación (por ejemplo placas de fibrocemento adheridas a hormigón o material de fibrocemento muy degradado) no se podrán considerar como trabajos sobre material no friable.

Presentación de un plan único de carácter general (plan general) (artículo 11.4)

El habitual es que se presente un plan por cada  trabajo a realizar (plan específico, artículo 11.1) pero el RD contempla la posibilidad de que se presente un plan general tal como se señala en el artículo 11.4:

“Cuando se trate de operaciones de corta duración con presentación irregular o no programables con antelación, especialmente en los casos de mantenimiento y reparación, el empresario podrá sustituir la presentación de un plan por cada trabajo por un plan único, de carácter general, referido al conjunto de estas actividades, en el cual se contengan las especificaciones para tener en cuenta en su desarrollo. No obstante, este plan deberá ser actualizado se cambian significativamente las condiciones de ejecución”.

Este tipo de planes están concebidos para circunstancias de imprevisión o urgencia. Se basan en procedimientos generales de trabajo en los que estará previsto el tipo de materiales a los que se les aplicará y las condiciones de su aplicación, se puede asegurar que no se van a modificar sustancialmente las exposiciones de los trabajadores en los diferentes trabajos.

Los planes generales sólo se podrán aprobar para las operaciones que tienen metodología de trabajo especificada y correcta. En caso de que se quieran introducir nuevos procedimientos de trabajo para otros materiales habrá que especificar los nuevos procedimientos y se podrá presentar de nuevo para su aprobación como “ampliación de plan”.

Los datos relativos a las condiciones reales de ejecución que no se puedan especificar en el documento inicial se deben comunicar posteriormente cuando estos datos sean conocidos. Esto se hará por medio de las fichas de comunicación de inicio de trabajos con amianto (ver al final de esta información) que se enviarán al Centro del ISSGA que corresponda tres días hábiles antes del comienzo del trabajo. Se pondrá especial atención a las posibles modificaciones en la relación de trabajadores o del recurso preventivo (formación y aptitud médica) con respeto al documento inicial.

Estos planes tendrán un período máximo de vigencia de 3 años. Transcurrido este plazo habrá que presentar un nuevo plan para su aprobación en el Centro del ISSGA que corresponda según el domicilio social de la empresa.

Se exponen a continuación los criterios que se tendrán en cuenta para considerar que se trata de trabajos de corta duración con presentación irregular o de trabajos que no se pueden programar con antelación, así como algunos ejemplos de trabajos que podrían responder a esta tipología.

a) Operaciones de corta duración con presentación irregular

  • Corta duración: según criterio técnico basado en el tipo de actividad, cantidad de materiales con amianto (en adelante MCA) y situaciones especiales en cada caso. Este criterio no se tendrá en cuenta cuando se trate de trabajo inminente (emergencia, siniestros).
  • Presentación irregular: la finalidad del trabajo no es la intervención en los MCA. Aparecen circunstancialmente en el trabajo a realizar

Ejemplos de trabajos que se encuadrarían en este apartado:

  • Operaciones de mantenimiento en redes de distribución de aguas municipales.
  • Operaciones de mantenimiento habituales en edificios con MCA: reparaciones eléctricas, de calderas, de maquinaria...
  • Intervenciones o retirada de pequeñas cantidades de MCA en trabajos de fontanería, electricidad, albañilería.
  • Retirada de pequeñas cantidades de materiales no friables en obras de construcción (trozos de canalizaciones, placas sueltas, otros elementos de fibrocemento).
  • Retirada de bajantes de fibrocemento en trabajos verticales.
  • Intervenciones en cubiertas y paramentos de fibrocemento para instalaciones de aire acondicionado, líneas de vida...

Los planes generales se basan en procedimientos generales de trabajo en los que las condiciones de ejecución de los trabajos incluidos en el plan son siempre muy similares y están definidas (procedimientos de trabajo y tipo de materiales) y por lo tanto también lo es la exposición de los trabajadores y sin embargo no se pueden programar fácilmente y/o no parece que tengan entidad suficiente como para que se tenga que aprobar un plan específico (corta duración), esto hace que también sean adecuados para actividades como:

  • Recogida y transporte de residuos y MCA fuera de uso
  • Trabajos en escombreras
  • Análisis y ensayos para determinar MCA
  • Estudios de identificación de MCA y toma de muestra de materiales para detectar la presencia de amianto

En caso de que se trate de retirada de materiales de fibrocemento sólo se podrá presentar un plan general si se cumplen todos los requisitos siguientes:

  • Todas las operaciones se realizan en una única jornada de trabajo.
  • Cada trabajador sólo puede trabajar 4 horas laborales en todas las operaciones incluidas en el plan de trabajo.
  • El nº total de horas trabajadas no debe superar las 16 (sumando todos los trabajadores)
  • En el caso de retirada de placas de fibrocemento: máx. 100 m2.
  • La retirada de fibrocemento debe ser en naves vacías, cuando no sean necesarias medidas de aislamiento, si no es así hay que presentar un plan específico.

El plan sólo se considerará válido para retirar los materiales que tengan la metodología descrita en él.

b) Operaciones que no se pueden programar con antelación

Estarán incluidos en este apartado los trabajos que se presentan como consecuencia de emergencias y siniestros: retirada de escombros luego de un incendio de una nave industrial, una inundación u otras circunstancias imprevistas, demoliciones de edificios en situaciones de emergencia sin retirada previa de MCA (artículo 11.1. la)) en los que sea necesario actuar con celeridad... En este caso no se tendrá en cuenta su duración.

Presentación de un plan sucesivo (artículo 11.3):

Esta posibilidad permite que la documentación que hay que presentar en cada plan de trabajo se reduzca a la estrictamente necesaria con el fin de agilizar su presentación y aprobación. Es la modalidad que mejor se ajusta cuándo:

  • Se trata de trabajos que corresponden a un tipo de actividad que la empresa realiza con frecuencia y para los que dispone de procedimiento de trabajo satisfactoriamente evaluado.
  • No es previsible que se supere el valor límite.

Siempre y cuando el plan se vaya a presentar ante la misma autoridad laboral que el plan presentado con anterioridad (en el mismo Centro del ISSGA).

Igual que en el caso de los planes generales es importante que las condiciones sean reproducibles pero en general se trata de trabajos de mayor entidad que no cumplirían con las condiciones indicadas en el artículo 11.4 (planes generales).

Ejemplos de trabajos que se ajustarían la este tipo de planes:

  • Retirada de cubiertas de fibrocemento: cuando la superficie a intervenir supere los 100 m2  o bien no cumpla con alguno de los otros requisitos antes citados para que puedan ser objeto de un plan general.
  • Trabajos de mantenimiento programables.

En el “formulario para presentar plan de trabajo” que puede descargar al final de esta página, encontrará la documentación que debe presentar en este tipo de planes.