Protección da maternidade


OBJETIVOS

  • Proporcionar una herramienta para fomentar el conocimiento de los deberes del empresariado y de los derechos de las trabajadoras relativas a la protección de la maternidad.
  • Y, en general, la protección de la maternidad y la reproducción conforme al previsto en la normativa de PRL, facilitando la comprensión de los riesgos y la adopción de medidas preventivas.

MOTIVACIÓN

El ISSGA, como órgano encargado de la ejecución y coordinación de las políticas de PRL diseñadas por la Xunta de Galicia, tiene entre sus funciones el estudio, promoción y seguimiento de las condiciones de trabajo que puedan resultar nocivas, insalubres y/o peligrosas para las mujeres trabajadoras durante los períodos de embarazo y lactancia, y para la protección de la maternidad y, en general, de la reproducción, para acomodar en el caso necesario su actividad laboral a un trabajo compatible con su específica situación de salud.

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre , de prevención de riesgos laborales, se refiere en su artículo 26 a la protección de la maternidad en el ámbito laboral, donde se establecen las siguientes consideraciones:

  • La evaluación de los riesgos deberá comprender la determinación de la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto, en cualquier actividad susceptible de presentar un riesgo específico.

  • Si los resultados de la evaluación revelaran un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas trabajadoras, el empresario adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición al dicho riesgo, a través de una adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo de la trabajadora afectada.

  • Cuando la adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo no resultara posible o, a pesar de tal adaptación, las condiciones de un puesto de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la trabajadora embarazada o del feto, y así lo certifiquen los Servicios Médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social o de las Mutuas, en función de la Entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales, con el informe del médico del Servicio Nacional de Salud que asista facultativamente a la trabajadora, esta deberá desempeñar un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado. El empresario deberá determinar, previa consulta con los representantes de los trabajadores, la relación de los puestos de trabajo exentos de riesgos la estos efectos.

  • En caso de que, aun aplicando las reglas antes señaladas, no existiera puesto de trabajo o función compatible, la trabajadora podrá ser destinada a un puesto no correspondiente a su grupo o categoría equivalente, aunque conservará el derecho al conjunto de retribuciones de su puesto de origen.

  • Si dicho cambio de puesto no resultara técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados, podrá declararse el paso de la trabajadora afectada a la situación de suspensión del contrato por riesgo durante lo embarazo.

  • Todo esto también es aplicable a las trabajadoras durante el período de lactancia (pasando, de ser el caso, a la situación de suspensión del contrato por riesgo durante la lactancia natural).

En los distintos planes de actividades del ISSGA se especifican actuaciones hacia la protección de la maternidad en el ámbito laboral, que incluye, entre otras, las siguientes medidas:

  • Campaña informativa sobre la protección de la maternidad en el ámbito laboral. En ella se recordará a las empresas sus deberes al respeto: evaluación de riesgos laborales inicial y evaluaciones adicionales, planificación de la actividad preventiva, listado de puestos exentos de riesgos, adaptación del puesto de trabajo, cambio de puesto, suspensión del contrato, etc). La campaña se realizará en soporte papel (con la distribución en las empresas gallegas de un tríptico informativo), página web y redes sociales del ISSGA (Twitter y Facebook).

  • Asesoramiento técnico y seguimiento sobre el cumplimiento del artículo 26 de la ley de PRL.

Con dicha planificación el ISSGA de la cumplimiento a las previsiones de la Estrategia Gallega de SST 2017-2020:

  • Tanto en la inclusión en todos los estudios, trabajos, etc. en PRL de la perspectiva de género

  • Como en el reforzamiento de medidas concretas hacia decido protección de la maternidad en situaciones de embarazo, parto reciente y lactancia

  • Así como la verdadera integración de la igualdad en las políticas de PRL

SOPORTES

La campaña consiste en la difusión en las empresas gallegas y entre las mujeres trabajadoras, de 1.750 polípticos informativos sobre los deberes de las empresas relativas a la protección de la maternidad, así como de 2.000 cubos que los pueden montar las propias trabajadoras que, lanzando un mensaje positivo, contiene palabras que se pueden vincular con la maternidad (conciliación, igualdad, flexibilidad, seguridad).

Para esto se elaboró un políptico y un cubo que se puede montar de forma sencilla, este último de tamaño 7x7 cm., disponiendo asimismo de 5 cubos de gran formato.

La campaña comienza con el envío a todos los centros de salud de Galicia que cuentan con matrona, ya que identificamos este colectivo como una profesión idónea por estar cerca de la mujer en el momento de su embarazo, de ahí la fuerza para hacer conocer sus derechos en cuanto a mujer trabajadora respeto a la protección de la maternidad. Así trataremos de tejer una red de colaboradores para hacer más real y efectivo el cumplimiento de la normativa al tiempo que se facilitará a través del asesoramiento técnico y la divulgación.

Esta campaña también se dirige y se hará llegar al ámbito laboral y al propiamente de PRL.

Descargas